Van 52 afectados por medicamento en mal estado en hospital de Pemex.

Van 52 afectados por medicamento en mal estado en hospital de Pemex.

 

 

 

 

Autor: Martin Pineda

5 de marzo de 2020

No ha pasado ni una semana desde que se dio a conocer la muerte de dos personas en el Hospital Regional de Petróleos Mexicanos (Pemex), en Villahermosa, a causa del suministro de un medicamento en pacientes con hemodiálisis y que presuntamente contenía una bacteria.

Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que se encuentran 52 derechohabientes bajo seguimiento médico, derivado de la administración de producto contaminado en el lote C18E881 con caducidad de enero 2021 del medicamento denominado Heparina Sódica.

En un comunicado, indicó que 17 de ellos se atienden de manera ambulatoria sin afección a su estado de salud, 30 permanecen hospitalizados en estado estable y cinco se encuentran en terapia intensiva.

Asimismo, la empresa productiva del Estado precisó que de los pacientes referidos, se han identificado seis que ameritan traslado al Hospital Central Sur de Alta Especialidad en la Ciudad de México para cambio de catéter.

Pemex indicó que el servicio de Hemodiálisis se encuentra garantizado y al día de hoy, de hecho, 55 pacientes están siendo atendidos para este tratamiento bajo la supervisión de médicos especialistas y autoridades del Hospital Regional.

Por otro lado, la petrolera nacional detalló que el reporte de laboratorio clínico revela el desarrollo bacteriano de Klebsiella spp en 16 cultivos de la Heparina contaminada.

De acuerdo con el médico Eduardo García, la heparina sódica es un anticoagulante que se utiliza para evitar la formación de trombos, es decir, coágulos que se pueden ir al cerebro o al corazón.

Explicó, que ese medicamento se aplica para disolver coágulos, por lo general en pacientes que acaban de operar o que van a ser sometidos a alguna cirugía y que tienen riesgo de infartos.

Asimismo, se suministra en pacientes que sufrieron un infarto, además de personas con embolias (enfermedad vascular cerebral), así como en cirugías mayores como la colocación de prótesis.

En el caso de la hemodiálisis, la cual se ejecuta cuando los riñones ya no pueden hacer su trabajo, se aplica "porque se lleva a cabo un mega filtrado de sangre”, dijo el médico.

“Para realizar la hemodiálisis se mete un catéter por una vena grande como la yugular y por medio de un filtro que está en el catéter, y una máquina que se encuentra afuera del cuerpo se hace un mega filtrado de la sangre. Es muy tardado y se tiene que hacer muchas veces, depende del paciente”, agregó.

En tanto, el presidente de la Comisión Estatal de Conciliación y Arbitraje Médico (Cecamet), Manuel Fernández, señaló a Pemex y a una empresa farmacéutica como los responsables de las decenas de personas afectadas con heparina sódica contaminada.

Según el periódico El Universal, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) señaló a la empresa Laboratorios PISA S.A de C.V, como los presuntamente responsables del medicamento.

José Alonso Novelo, titular de la Cofepris, expresó que esa empresa es la que supuestamente habría producido el fármaco.

Detalló que ya se lleva a cabo una investigación para determinar si el medicamento fue adulterado o falsificado.

El mismo diario reveló que, de acuerdo con una fuente de la Ciudad de México, los Laboratorios Pisa no tienen ningún contrato de suministro de heparina sódica con Pemex desde 2018.

El anticoagulante fue supuestamente vendido a la petrolera con un distribuidor independiente, de nombre José Roche Pérez, pues la licitación para adquirir ese medicamento en 2020 se declaró desierta, es decir, ningún laboratorio le quiso vender ese tratamiento a Pemex.

Manuel Fernández Torrado destacó que no es fácil atender el daño que causa la bacteria Klebsiella, sobre todo cuando el paciente está en terapia intensiva.

Además, anunció que la afectación que causa dicha bacteria en un paciente con insuficiencia renal crónica, está bajo de sus defensas, desemboca en crisis, y manejo de dos escenarios: “o se contaminó el medicamento donde se hizo o se contaminó donde se aplicó, porque la técnica del área no lo hizo adecuadamente.

Fernández Torrado advirtió también, que existe el riesgo de que los pacientes infectados con esa bacteria infecten las máquinas y se llegue al daño de más personas.