Un sismo de magnitud 6.0 sacude Puerto Rico en la mañana de este sábado.

Un sismo de magnitud 6.0 sacude Puerto Rico en la mañana de este sábado.

 

 

 

Autor: Sergio Calva

11 de enero de 2020

Un sismo de magnitud 6,0 sacudió Puerto Rico en la mañana de este sábado, a eso de las 8:54 a.m. (hora local de Puerto Rico), provocando derrumbes  de casas y escuelas, según reportes del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

La Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico dijo que se dieron interrupciones en gran parte del sur de Puerto Rico y los equipos estaban evaluando posibles daños en las plantas de energía.

El foco sísmico estuvo localizado a 5,0 kilómetros de profundidad y el epicentro estuvo ubicado a 15,4 kilómetros al sureste de Guánica, Puerto Rico.

A las 9:48 a.m. (hora local) se reportó una réplica de magnitud 4,6, según el USGS, a una profundidad de 2.5 kilómetros y con un epicentro ubicado a 11 kilómetros al sur sureste de Indios, Puerto Rico.

Desde el 28 de diciembre, alrededor de 500 temblores de magnitud 2,0 o superior han afectado a Puerto Rico, según el USGS.

El martes en la mañana también se desarrolló un terremoto de magnitud 6.4, considerado el más fuerte que ha golpeado la isla en un siglo.

Miles de personas se han quedado en refugios y han dormido en las aceras desde el terremoto del martes, que mató a una persona, lesionó a otras nueve y dañó o destruyó cientos de hogares y varias escuelas y negocios en la región suroeste de la isla.

Muchos de los ciudadanos que se encuentran en la isla temen por consecuencias mortales luego de la devastación que provocó el huracán María.

NASA informó el viernes que los sismos habían provocado desplazamientos de tierra de hasta 14 centímetros (5,5 pulgadas) en el sur de Puerto Rico, sobre la base de imágenes satelitales tomadas antes y después de los temblores.

De inmediato no se informó sobre víctimas.

Fue el temblor más poderoso hasta el momento desde el terremoto de magnitud 6,4 del martes pasado al amanecer, que provocó apagones en toda la isla y dejó a muchos sin agua corriente. Más de 2.000 personas siguen alojadas en refugios, muchas temen regresar a sus hogares y otras no pueden hacerlo debido a la destrucción generalizada. Ese temblor causó la muerte de una persona, heridas a otras nueve y destruyó o dañó gravemente a cientos de viviendas, escuelas y negocios en el suroeste.