Lluvias en Brasil dejan 30 muertos y 17 desaparecidos.

Lluvias en Brasil dejan 30 muertos y 17 desaparecidos.

 

 

 

 

Autor: Sergio Calva

25 de enero de 2020

A causa de los fuertes aguaceros se reportan también siete heridos hospitalizados y más de 3.000 desplazados y refugiados.

Al menos 30 personas murieron y 17 están desaparecidas por las lluvias más intensas en más de un siglo que azotan desde hace dos días el estado de Minas Gerais, en el sudeste de Brasil, en una nueva tragedia que enluta al país sudamericano, se informó este sábado (24.01.2020).

Imágenes áreas divulgadas por la televisión local muestran deslizamientos de tierras, casas derrumbadas, árboles y postes de electricidad caídos, ríos desbordados y barrios inundados en varias ciudades por un temporal que afecta también a los estados vecinos de Rio de Janeiro y Espírito Santo.

El último parte de Defensa Civil cifra en 30 los muertos, la gran mayoría por aludes de tierra o sepultados por las casas derrumbadas en la capital Belo Horizonte y en los más de 30 municipios afectados.

A un año de Brumadinho

Los aguaceros han dejado también 17 desaparecidos, que están siendo buscados por unidades de bomberos y policías, siete heridos hospitalizados y más de 3.000 desalojados. Varias carreteras están cortadas por las inundaciones y decenas de puentes colapsaron.

Al menos 36 municipios de Minas Gerais registraron inundaciones o deslizamientos por los fuertes temporales.

Espírito Santo, otro estado vecino, fue azotado hace una semana por violentos temporales que dejaron siete muertos y obligaron a evacuar a más de 3.000 personas de sus hogares, según fuentes oficiales.

Esta nueva tragedia en Minas Gerais coincide con el primer aniversario de la rotura de un dique minero de Vale en la localidad de Brumadinho, que dejó 270 muertos (11 de ellos desaparecidos) por el torrente de lodo que sepultó la zona.

El Instituto Nacional de Meteorología brasileño había lanzado el miércoles una alerta por tempestad debido a una convergencia de zona de humedad que afectaría a Minas Gerais, el Distrito Federal, Río de Janeiro, Sao Paulo y otros dos estados. El viernes Belo Horizonte registró la mayor cantidad de precipitaciones en 24 horas de su historia, al alcanzar 171 milímetros.

La región se mantiene en alerta debido a que continúa la previsión de lluvias para las próximas horas. El gobernador del estado, Romeu Zema, sobrevolará las áreas afectadas el domingo para evaluar los daños.