La

La "burocracia dorada” persiste con AMLO y cuesta más de 1,000 mdp.

 

 

 

 

Autor: Sergio Calva

29 de enero de 2020

El 1 de julio de 2019, en su informe de resultados por el primer aniversario de su triunfo electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador, citó como uno de sus logros la eliminación de los puestos de “directores generales adjuntos, así como los delegados de las dependencias del gobierno federal en los estados”.

Dos meses antes, el viernes 3 de mayo, el presidente había firmado un memorándum en el que instruyó 10 medidas de austeridad; una de éstas fue “eliminar”, por completo, las Direcciones Generales Adjuntas (DGA).

Sin embargo, en una revisión a los apartados recién publicados del Presupuesto de Egresos 2020 se confirma que las plazas de DGA siguen existiendo. El Presupuesto detalla que en 2020 el gobierno federal tiene contempladas 646 plazas de esta categoría, que representan un gasto en salarios de 1,038 millones 677,842 pesos.

“Burocracia dorada”

El 24 de julio de 2019, durante una de sus conferencias de prensa, López Obrador calificó a estas plazas de DGA como “burocracia dorada”.

“Ya existía una estructura de secretarios, subsecretarios, directores generales, jefes de departamento, jefes de unidad y cuando se tenía mucho dinero, que fue cuando más dinero se ha recibido por los precios altos del petróleo, el gobierno de (Felipe) Calderón creció de manera desmedida la burocracia dorada. Entonces, crearon estas nuevas plazas de directores adjuntos. Si ya tienes un director, ¿para qué un director adjunto?, pero resulta que los sueldos de estos directores adjuntos son de los más altos, eran de los más elevados”, criticó.

Según datos del portal Nómina Transparente del gobierno federal en la misma oficina de la Presidencia hay dos directores generales adjuntos: uno con sueldo mensual de 111,485 pesos; y otro con sueldo de 111,485 pesos mensuales.