Encuentran el cuerpo de Alicia Cortez, reportada como desaparecida en la CDMX.

Encuentran el cuerpo de Alicia Cortez, reportada como desaparecida en la CDMX.

 

 

 

Autor: Martin Pineda

3 de marzo de 2020

Tras haber sido reportada como desaparecida en la Ciudad de México, Alicia Cortez Lara fue localizada sin vida por autoridades mexiquenses en el municipio de Ecatepec.

La víctima de 39 años desapareció el pasado 21 de febrero en calles de la alcaldía Álvaro Obregón.

Sus familiares narraron que ese día, la víctima les avisó que salió del trabajo junto con su jefe Marco Antonio "N”, quien también era su novio y después no se supo nada de ella.

Agregaron que sus hijos recibieron mensajes, presuntamente enviados por ella desde su celular, en donde les informaba que iba rumbo a la frontera, con poco dinero y que ya no traía batería en su teléfono.

El pasado 24 de febrero, familiares de Alicia realizaron un bloqueo frente al número 23 de la calle Poniente 79 esquina Observatorio en la Colonia Cove, en la alcaldía Álvaro Obregón exigiendo a las autoridades que investigarán su desaparición.

El domingo 1 de marzo, elementos de la Fiscalía mexiquense y de la Ciudad de México arribaron al número 28 del Boulevard Homex, en la colonia Hogares Mexicanos, Ecatepec de Morelos, Estado de México para realizar un cateo, al interior encontraron el cuerpo sin vida de la mujer en una cisterna.

El inmueble fue asegurado y en el lugar fue detenido Marco Antonio“N”, novio de la mujer. El principal sospechoso podría seguir su proceso con autoridades de la Ciudad de México.

Francisco Pedro López, exesposo y padre de los hijos de Alicia, dijo que "les falló a sus niños”, porque les prometió que les traería a su mamá con vida, pero les fallé”, comentó con mucho dolor.

“A pesar de que ya estábamos divorciados, yo y Alicia manteníamos una relación muy buena; éramos amigos.

“Me llegó a contar que el hombre con el que estaba desde hace un año se había vuelto una persona muy violenta. Inclusive le llegué a notar varios moretones en los brazos, pero siempre me pidió que yo no me involucrara.

“El día que ella desapareció, había ido a renunciar a su trabajo y a terminar la relación sentimental con ese sujeto. También fue la última vez que hablé con ella”.