El dengue golpea a México: el número de casos se multiplicó en 2020 y ya son 1,455

El dengue golpea a México: el número de casos se multiplicó en 2020 y ya son 1,455

 

 

 

Autor: Martin Pineda

4 de marzo de 2020

Se trata de un aumento del 104,6% en comparación con la cifra que se registró en el mismo período en 2019.

Los casos de dengue en México van en aumento, según alerta la Secretaría de Salud. Los estados más afectados por el avance de esta enfermedad viral que se transmite a las personas a través de la picadura del mosquito Aedes Aegypti son Veracruz, Jalisco, Chiapas, Oaxaca y Quintana Roo.

En las últimas semanas, las noticias del coronavirus han acaparado los titulares de los medios por el aumento vertiginoso de casos confirmados, y también, por la llegada de la cepa a América Latina. Sin embargo, aquí en México, el Covid-2019 no es la única enfermedad virulenta que preocupa a las autoridades.

En solo dos meses, se han reportado en la República 1,455 casos de dengue, según el informe "Panorama Epidemiológico de Dengue 2020” de la Secretaría de Salud. Esto supone un aumento del 104,6% en comparación con los datos del mismo período en 2019, cuando se contabilizaron 711 casos.

Veracruz, Tabasco, Quintana Roo, Guerrero y Jalisco son las entidades más perjudicadas por esta enfermedad infecciosa, transmitida por los mosquitos del género Aedes. Entre todas ellas concentran el 66% del total de casos en la República.

Veracruz es el estado que encabeza la lista de los más afectados. Allí, la lluvia, el calor, la vegetación y la humedad favorecen la reproducción y supervivencia del mosquito, y desde el comienzo del 2020 se registraron ya 397 casos. Esto implica que el total se duplicó con respecto al número de casos que hubo en el mismo período del 2019, cuando hubo 170.

Este aumento destacado y alarmante no es exclusivo de Veracruz. Tabasco, segundo en la lista con un total de 185 casos en lo que va del 2020, también registró un crecimiento llamativo. El incremento fue de un 172% en comparación con los datos 2019, cuando se dieron 68 casos entre los meses de enero y febrero.

Las cifras de enfermos por dengue también se multiplicaron en Quintana Roo (165 casos en enero y febrero de 2020; contra 77 casos en ese mismo período en 2019); Guerrero (110 casos en 2020, contra 3 casos en 2019); Jalisco (102 casos en 2020, contra 84 casos en 2019); Yucatán (91 casos en 2020, contra 5 casos en 2019); o Nayarit (86 casos en 2020, contra 9 en 2019), entre otros estados.

La explosión de las cifras en Yucatán llevó a los Servicios Estatales de Salud a iniciar una campaña para prevenir que los casos de dengue sigan en aumento. En entrevista con Noticieros Televisa, el Director de Salud en Mérida, Irving Sauri, instó a la población a participar en las tres etapas necesarias para prevenir la enfermedad.

Según explicó Sauri, la primera fase consiste en deshacerse de cualquier chatarra que pueda servir de criadero a los mosquitos (descacharrización). El segundo paso consiste en eliminar al mosquito con el larvicida “abate” (abatización), y el tercero es fumigar los hogares.

Hasta ahora, los únicos estados libres de dengue son Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Ciudad de México, Durango, Querétaro, Tlaxcala y Zacatecas. Así lo indica el último informe publicado por la Ssa, actualizado el 24 de febrero de 2020, que también señala que hasta la fecha -semana epidemiológica 8-, se ha confirmado en el país una muerte por la enfermedad, reportada en Colima. Sin embargo, una información de Noticieros Televisa contradice los datos oficiales y señala que el número sería mucho mayor, pues ya se habrían registrado 28 defunciones en la República.

En su artículo científico, “Dengue: actualidades y características epidemiológicas en México”, los doctores Edgar Dehesa López y Aldo Fernando Adrián Gutiérrez, del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma de Sinaloa, recuerdan cuáles son los síntomas de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes.

“Entre las manifestaciones clínicas se encuentra fiebre, ataque al estado general, hemorragia, y en su forma más grave choque hipovolémico que puede llevar a la muerte”, informaron los expertos.

Según el artículo, la Universidad Autónoma de México y el Hospital General de México demostraron en un estudio del 2014 que la mayor tasa de incidencia de dengue se dio entre 1990 y 2011 en la población de entre 25 y 44 años de edad, con una tasa anual promedio de 30.7.

Sin embargo, casi en la última década de análisis, entre el 2000 y el 2009, estos datos mostraron un cambio en la tendencia y reflejaron que la tasa de incidencia se desplazó a una población más joven, entre 15 y 24 años.

DENGUE: HISTORIA DE UNA INFECCIÓN VÍRICA

Las primeras epidemias por dengue datan del siglo XVIII en Asia y África principalmente. Desde entonces el virus ha logrado llegar a la mayoría de las zonas urbanas tropicales y subtropicales del planeta, gracias, en primer lugar, a la migración y adaptación del mosquito, y en segundo a la gran velocidad con que hoy día las personas pueden movilizarse llevando consigo la enfermedad. 

De acuerdo con los expertos, aunque el virus no se transmite de persona a persona, la interacción 'humano-mosquito-humano' ha propiciado su permanencia en la naturaleza. El ciclo inicia cuando un zancudo sano ingiere la sangre de alguien infectado con dengue. Tras ocho o doce días dentro del insecto, el virus llega a sus glándulas salivales y lo vuelve contagioso por el resto de su vida (que puede extenderse hasta por cuatro semanas). Cuando el individuo enfermo es picado por un mosquito saludable el círculo vuelve a iniciar. 

Hoy el dengue es una de las enfermedades más extendidas a nivel mundial debido a la introducción en varios países del adaptable mosquito. La Organización Mundial de la Salud estima que alrededor de la mitad de la población del mundo corre el riesgo de contraer alguno de los cuatro serotipos del virus (DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4). 

SÍNTOMAS

El paciente presenta fiebres altas, dolores de cabeza, vómito, dolencia muscular y detrás de la órbita de los ojos, insomnio, depresión, entre otros síntomas. Por lo general el dengue no es letal. Sin embargo, bajo su forma más severa, el llamado ‘dengue hemorrágico", que desencadena alteraciones en la coagulación de la sangre, puede provocar la muerte si no se atiende de forma oportuna, siendo los niños los más vulnerables.

DENGUE EN MÉXICO

Las explosiones epidemiológicas se han vuelto cada vez más comunes en zonas donde antes no existía la enfermedad, todo a causa de la migración del mosco A. aegypti. Los casos de dengue en México se deben principalmente al clima cálido de la región y al aumento de agua encharcada por la temporada de lluvias. Estos dos factores, conforman el caldo de cultivo perfecto para que el mosquito se reproduzca. 

Por lo general los insectos buscan contenedores con agua para poner sus huevos, por ello, una de las principales maniobras de bajo costo para evitar su proliferación es el sellar las fuentes donde haya líquidos almacenados que pudieran usar, tales como tinacos o cisternas.