Osos polares en Rusia tienen que emigrar por la falta de comida.

Osos polares en Rusia tienen que emigrar por la falta de comida.

 

 

 

 

 

Autor: Fernando Reverte

11 febrero 2019

Los efectos del cambio climático ponen en riesgo la supervivencia de los osos polares, quienes tienen que salir de su hábitat natural en búsqueda de alimentos.

Los expertos consideran que la llegada de los osos polares a la zona conurbada podría estar relacionado con los efectos del cambio climático en las áreas polares, que ha obligado a los animales a buscar alimentos más allá de su lugar de origen.

En el distrito urbano de Nueva Zembla, ubicado en el extremo norte de Rusia, se registró el ingreso de 52 osos polares al asentamiento de Belushia Gubá, donde ya se encuentran de manera permanente entre seis y 10 ejemplares de la especie, por lo que autoridades locales decretaron un estado de emergencia. 

"Hay casos de comportamiento agresivo de estos animales salvajes: ataques a personas, allanamiento de viviendas y oficinas", se informó en un comunicado oficial divulgado por la agencia rusa Sputnik. 

El calentamiento global es la razón por la que los osos polares tienen que trasladarse a otros sitios para sobrevivir, hasta cierto punto son entendibles los malos modos algunos de estos mamíferos, puesto que 'cualquiera que no ha comido puede tener mal carácter'.

Las autoridades locales advirtieron que las medidas tomadas contra los osos han resultado ineficaces, ya que no responden a las señales de luz y ruido, ni a los intentos de las patrullas de mantenerlos alejados de la gente. 

Además, los habitantes de la región afectada tienen prohibido disparar a los osos, debido a que se trata de una especie vulnerable, que está a punto de ser considerada en peligro de extinción. 

Los expertos consideran que la llegada de los osos polares a la zona podría estar relacionado con los efectos del cambio climático en las áreas polares, que ha obligado a los animales a buscar alimentos más allá de su hábitat natural.