Malestares ocasionados por el abuso en el consumo de café.

Malestares ocasionados por el abuso en el consumo de café.

 

 

 

 

Autor: Alejandro Cavenaghi

16 de agosto de 2019

En gustos se rompen géneros, cada persona tiene un modo muy particular de disfrutar una taza de café, ya sea; negro, con leche, capuchino, sin azúcar, con doble carga, espresso macchiato (cortado), o simplemente descafeinado.

Pero en lo que si estamos de acuerdo por la mañana nos encanta servirnos una buena taza de café.

Por costumbre es sabido que beber una o dos tazas, nos ayudan a mantenernos alerta ya que es un antioxidante por excelencia, en tanto que algunos estudios aseveran que reduce el riesgo algunas enfermedades, aunque en exceso también puede producir ciertos malestares.

Y es que también, el café suele estar relacionado con síntomas de inquietud, irritabilidad, aceleración del ritmo cardiaco, ansiedad, nerviosismo y temblores musculares.

¿Cuántas tazas de café es aconsejable tomar al día?
La cantidad máxima de cafeína al día, es de 300 miligramos de cafeína, es decir, el equivalente a 2 tazas de café.

Aunque bueno, eso dependiendo del tamaño de la taza, pues en realidad los problemas de cafeína en nuestro organismo no están relacionados exclusivamente al café, si tomamos en cuenta que algunos otros productos que consumimos pueden contener cafeína, por lo que los científicos han decidido estandarizar la medida en 2 tazas de café al día para los adultos.

Por supuesto que cada quién sabrá cómo funciona mejor su organismo, aunque síntomas como nerviosismo, irritabilidad o insomnio podrían ser señales de que se nos están pasando las cucharadas con el café.

Entre 100 y 200 mg se considera un consumo moderado. Por encima de dicho valor el consumo ya es alto y el abuso en la ingesta de esta sustancia puede ser perjudicial para la salud.

Entonces, lo recomendable no pasarse de 200 mg diarios de cafeína para disfrutar sus beneficios y evitar sus efectos negativos por exceso.

Diversos estudios aseguran que el café combate enfermedades como el cáncer y la obesidad, pero en el caso de la migraña, potencia el dolor.

Las personas con migraña deben moderar su consumo de café, ya que ingerirlo en grandes cantidades hace más intensos los dolores de cabeza provocados por este padecimiento, reveló un estudio de la Universidad de Harvard.

Diversas investigaciones han descubierto grandes beneficios del café para combatir enfermedades como la obesidad y el cáncer, o retrasar los primeros signos de envejecimiento. Sin embargo, no todo lo relacionado con esta aromática bebida es positivo.

Además de provocar insomnio o malestares estomacales si se toma por la noche, una investigación publicada en la revista American Journal of Medicine reveló que tomar más de dos tazas de café al día (alrededor de 200 miligramos) puede convertirse en un importante riesgo para la salud de quienes padecen migraña.

Según el estudio, los pacientes que sufren menos de 15 episodios de migraña al mes, podrían incrementar la incidencia del padecimiento y los dolores, si toman más de la cantidad citada cada día.

La cafeína combate los dolores de cabeza, pero también genera tolerancia.
Los especialistas explican que la cafeína es un estimulante incluido en varios medicamentos recetados para disminuir el dolor de cabeza, pero cuando es consumida en exceso, genera tolerancia en el organismo, que requerirá dosis cada vez más altas para curar estas afecciones.

Aún más, el estudio descubrió que esa misma tolerancia podría hacer que los medicamentos potencien el dolor.

¿Cómo se realizó la investigación? Alrededor de 100 pacientes adultos diagnosticados con migraña episódica participaron en el estudio, registrando en un diario todos los productos con cafeína que consumían, además de los tipos de migrañas y las horas en las que sufrían.

La mayoría de los participantes reportó fuertes dolores de cabeza luego de consumir cafeína equivalente a más de dos tazas de café al día.

En tanto, los que consumían una o dos bebidas con cafeína al día no experimentaron más migrañas que en aquellos días que no consumían productos con esa sustancia.

No obstante, los investigadores precisan que todavía no se puede tener certeza de cuál es la cantidad exacta de cafeína que se debe consumir para evitar efectos secundarios.