Descubre Canadá | 3 lugares que debes visitar.

Descubre Canadá | 3 lugares que debes visitar.

 

 

 

 

Autor: Fernando Reverte

 3 de diciembre de 2019

Nos parecía lejano el momento en que pudiéramos viajar a Canadá sin necesidad de llevar a cabo un largo trámite y papeleo para obtener la visa, para así poder tomar unos días de descanso, sin embargo, recientemente se ha anunciado que los mexicanos no necesitarán visado para pisar tierras canadienses.

Ya que solo necesitas aplicar para un permiso electrónico que cuesta 7 dólares canadienses en un portal especial, nos hemos dado a la tarea de buscar cuáles son las mejores ciudades que no te debes de perder de este país, así podrás ir planeando una visita a este fabuloso destino.

Resumir la segunda ciudad más grande del mundo, como lo es Canadá -solo después de Rusia-, en solo tres lugares irresistibles fue una tarea bastante complicada. Sin embargo, aquí te antojamos estos tres destinos que no puedes dejar de visitar cuando viajes a la tierra del hockey y la hoja de maple.  

 TORONTO

Se acerca el invierno, y con él, una de las mejores épocas para visitar Toronto, la capital de la provincia de Ontario, que se ubica a lo largo del lago que lleva el mismo nombre.

¿Qué por qué es la mejor temporada? Porque es el tiempo en que las noches son más largas y brillantes, lo que te dará mucho más tiempo de admirar su hermoso cielo y descansar muy bien para un arduo día de recorrido por la ciudad.

Toronto, o mejor conocida como la 6ix, no tiene nada que envidiarles a ciudades cosmopolitas como Nueva York, ya que aquí también puedes disfrutar de una exquisita cocina vanguardista en lugares como la hermosa avenida Queen Street West.

Un imperdible de esta bella metrópoli es la CN Tower, que es la estructura independiente más alta del hemisferio oeste que incluye el EdgeWalk. Mide mil 815 pies de altura y ha sido considerada como una de las siete maravillas del mundo moderno.

Te recomendamos ir a la base de la CN Tower y maravillarte del hermoso Acuario de Ripley, en donde encontrarás a más de 16 mil especies marinas como medusas, langostas gigantes, mantarrayas y hasta tiburones.

Imperdonable sería que fueras a Toronto y te divirtieras patinando, por ello tienes que hacer una parada en Harbourfront Centre, la pista de patinaje al aire libre más grande de Canadá. Ahí puedes rentar todo el equipo necesario para patinar y tomar clases. ¡A bailar sobre el hielo se ha dicho!

LAS CATARATAS DEL NIÁGARA

Imperdible y muy tentador sería ir a Toronto, y no pasar a visitar y admirar las Cataratas del Niágara, ya se encuentran muy cerca de dicha ciudad, incluso si rentas un auto, te será mucho más fácil llegar.

Se trata de una de las maravillas del mundo más sorprendentes, que te dejará sin habla. Con solo escuchar el sorprendente sonido del agua, mientras la brisa te cubre suavemente la cara, es una experiencia que no te puedes perder.

Las Cataratas del Niágara están situadas en el río Niágara, en la zona noreste de América, su caída es de 64 metros aproximadamente y comprenden tres cascadas: la catarata canadiense, en Ontario, la catarata estadounidense en Nueva York, y la catarata Velo de Novia, que también se encuentra del lado de Estados Unidos.

Para disfrutar de este impactante espectáculo, puedes tomar un crucero, desde donde tendrás la mejor de las vistas, pues podrás casi tocarlas, aunque con seguridad terminarás empapado.

Tienes que subir al mirador del catamarán Hornblower y haz el tour por el Great Gorge. No te preocupes si se hace de noche, pues tendrás la oportunidad de disfrutar del recorrido especial Illumination Night Cruise, donde podrás ver cómo las cataratas se llenan de color.

Admira desde todos sus ángulos esta maravilla de la naturaleza y conócelas por detrás con Journey Behind The Falls, en donde te subirás a un elevador para bajar 46 metros a través de la roca y llegar al corazón de Las Cataratas del Niágara. Ahora que si las quieres ver desde arriba, está el Niágara Helicopter. Ambos serán un sublime espectáculo.

OTTAWA: DIVERSIÓN EN VERDE

Al sureste de Ontario, a orillas del río Ottawa, esta ciudad equilibra su personalidad formal como sede del gobierno de Canadá con cultura, espacios al aire libre y una próspera escena gastronómica.

Muchos de sus restaurantes tienen como estandarte el concepto de la granja a la mesa, por lo que también puedes esperar excelentes productos locales; solo busca el logotipo de Savour Ottawa para confirmar que tu comida provenga de fuentes cercanas.

No dejes de andar en bicicleta, correr o abordar una de las embarcaciones eléctricas a lo largo del Canal Rideau, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que en invierno se convierte en la pista de hielo más grande del mundo.

Luego, visita el Parlamento de Canadá para contemplar la Torre de la Paz, con la cual bien podrías pensar que estás en Londres. El gótico campanario está salpicado de gárgolas y se remonta a los años 20. Ahí observa cómo los soldados cambian de guardia con sus sombreros de piel de oso.

Y durante el verano: Northern Lights Show es un espectáculo de luz y sonido gratuito e imperdible que se realiza todas las noches.

Explorar el centro también significa encontrarse con una araña gigante: la escultura Mamá de Louise Bourgeois, fuera de la Galería Nacional de Canadá, uno de los siete museos nacionales de Ottawa.

Para finalizar, camina a lo largo de Bank Street para descubrir una ecléctica variedad de tiendas y coloridos murales, y por Sparks Street, cuyas fachadas históricas encantan.

Aprovechando que del otro lado del río se encuentra Quebec, cruza para conocer un lugar del que no querrás salir: Nordik, el spa al aire libre más grande de América del Norte.

Sumérgete en una piscina de agua caliente mientras disfrutas de una gran vista panorámica, y luego dirígete al cercano Parque Gatineau para disfrutar de un paseo por el bosque, lagos y más vistas épicas. keepexploring.canada.travel