Tiger Woods ya se encuentra en México.

Tiger Woods ya se encuentra en México.

 

 

 

 

 

Autor: Fernando Reverte

20 febrero 2019

El golfista estadounidense, de 43 años, afirma en México  que el grande de abril está en su cabeza "desde octubre o noviembre"

El miércoles comenzará, de manera oficial la ronda de prácticas y el jueves y viernes saldrá en el mismo grupo que el mexicano Abraham Ancer y el estadounidense Bryson DeChambeau.

Tiger Woods ofreció su primera conferencia de prensa previo a su debut en el World Golf Championship México Championship, que se disputará en el Club de Golf Chapultepec, y sus primeras palabras fueron para expresar la alegría de competir por primera vez en México.

"Estar en México es muy especial. Por problemas de la espalda no había estado en el pasado, pero es una semana emocionante, el campo es un reto", señaló el estadounidense.

Woods reconoció que no será un torneo sencillo, sobre todo por cuestiones como la altitud, sin embargo destacó que el entusiasmo de la gente será esencial para intentar hacer un gran papel.

"Lo que me han dicho que los jugadores que las últimas dos ocasiones la gente está sumamente emocionada de ver el golf, de ver a los mejores jugadores del mundo y estoy sumamente emocionado, es la primera vez que juego un torneo aquí en México por lo tanto va a ser muy emocionante y divertido para mí y ojalá pueda jugar bien y que la gente apoye el evento y estoy seguro que habrá una gran energía allá afuera", reconoció.

El WGC México Championship se disputará del 21 al 24 de febrero.

Tiger Woods recibió esta semana el Premio Laureus al mejor regreso de un deportista en 2018. Seguramente el golfista estadounidense no esperaba que a los 43 años sería premiado por una vuelta a la élite después de un calvario de lesiones de espalda y rodilla y un sinfín de problemas personales, sino que después de ganar en 2008 el US Open, su 14º grande, a estas alturas ya estaría celebrando haber superado los 18 de Jack Nicklaus. Pero el cuerpo dijo basta y Tiger entró en una espiral de la que ha salido cuando ni él mismo pensó que volvería a jugar al más alto nivel. En 2018 ganó el Tour Championship, su primer título en cinco años, y este 2019 ha subrayado en rojo la que será la prueba definitiva de su verdadero retorno: los grandes.