México campeón de la Copa oro gana y convence.

México campeón de la Copa oro gana y convence.

 

 

 

 

 

Autor: Alejandro Cavenaghi

08 jul 2019

Raúl Jiménez fue galardonado como el MVP del campeonato; Memo Ochoa, mejor portero y Jonathan David, de Canadá, máximo goleador. El joven guardameta mexicano igualó a Donovan y Beasley con cuatro trofeos de Copa Oro.

Jonathan Dos Santos, anotó el único gol del partido con el que México se coronó 1-0 sobre Estados Unidos en la Copa de Oro en Chicago.

La exquisita combinación después de 73 minutos de Rodolfo Pizarro, Raúl Jiménez y Dos Santos fue el momento del clímax en el encuentro, tocaron el balón al puro estilo mexicano; idea clara de juego, técnica y contundencia.

Aunque por lapsos en el primer tiempo llegó a parecer que la última línea de México, era más susceptible a los ataques de los Estados Unidos e inclusive Jozy Altidore perdono al tricolor, cuando hizo todo excepto anotar. Minutos después de que liberó a Christian Pulisic, el delantero del Toronto FC se desperdigó después de una larga patada de despeje, sacó a Hector Moreno del juego con un toque rápido, pero luego golpeó el balón con solo el portero para vencer.

La primera mitad agradablemente frenética y satisfactoriamente agresiva frente a un ruidoso "Soldier field Stadium", la casa de los Osos de Chicago. Fue una pena que el árbitro Mario Escobar explotara durante el medio tiempo.

Los norteamericanos tuvieron la primera clara oportunidad de gol cuando los equipos regresaron del descanso Jordan Morris saltó y dirigió el balón más allá de Guillermo Ochoa, pero el siempre confiable Andrés Guardado lo sacó de la línea heroicamente. De acuerdo con la acción de extremo a extremo en Illinois, Jiménez se perdió por completo una bola en el área, cedida por Pizarro momentos después.

México comenzó a encontrar una apariencia de control de juego a los 10 minutos de la segunda mitad, pero los tiros a menudo fueron desviados o, en el caso de Jiménez, se arrastraron hacia las palmas agradecidas de Zack Steffen.

Pero, al igual que cuando desperdició los ataques al comienzo del torneo, Jiménez no se detuvo en sus fallos y fue fundamental en la creación del ataque de los aztecas para ganar el partido.

El gol fue una obra de arte del conjunto mexicano, Jiménez mató con calma una bola entregada por Pizarro, misma que cedió al paso de Dos Santos el hombre de LA Galaxy, y sin pensarlo disparo, el balón llevaba tal fuerza que primero impacto en el travesaño y luego terminó en la red dejando sin oportunidad a Steffen. Fue un bonito gol de trabajo en equipo orquestado por los atacantes más peligrosos de México.