No sean tan pendejos: el mensaje de Julio César Chávez tras derrota de su hijo.

No sean tan pendejos: el mensaje de Julio César Chávez tras derrota de su hijo.

 

 

 

Autor: Martin Pineda

21 de diciembre de 2019

El legendario boxeador mexicano salió a defender al Junior, tras la pelea con Daniel Jacobs señalando que su hijo iba ganando la pelea, pero un cabezazo y codazo le provocaron una fractura de nariz.

Malas sensaciones dejó la pelea del día de ayer entre Julio César Chávez Jr. y Daniel Jacobs, celebrada en la Talking Stick Resort Arena de Phoenix, Arizona, ya que esta terminó en el quinto round porque el mexicano decidió no pelear el siguiente.

Los asistentes a la Arena mostraron su molestia lanzando objetos hacia el ring y las críticas por parte de la prensa no se hicieron esperar, por lo que Julio César Chávez decidió salir en defensa de su hijo con un video publicado en redes sociales.

"Con todo respeto para la afición de Phoenix, Arizona: Ahora no estoy de acuerdo con ustedes, mi hijo estaba haciendo una pelea competitiva y estaba ganando, desafortunadamente viene un cabezazo y un codazo y tiene fractura de nariz y ahorita será sometido a una cirugía”, publicó en redes sociales.

Chávez expresó: "Hoy que están criticando y juzgando mucho a mi hijo Julio por la pelea que tuvo, acuérdense que yo soy el primero que lo juzgo y lo critico cuando pelea mal pero esta vez estaba haciendo una muy buena pelea".

“Desafortunadamente viene un golpe, viene ese cabezazo y sale con la fractura. Para aquellos que saben mucho de box, todos aquellos que juzgan, como (David) Faitelson, Jorge Eduardo (Sánchez): una cosa es ser pendejo y otra cosa es ser valiente, valiente es cuando tienes oportunidad de ganar una pelea, pero cuando estás fracturado no se puede pelear así, no sean tan pendejos, con todo respeto", sentenció 'El Gran Campeón Mexicano'.

Julio César Chávez Junior no pudo continuar en su combate ante Daniel Jacobs por la lesión en la nariz y perdió por nocaut técnico en el sexto round, lo que provocó la molestia de los aficionados en el Talking Stick Resort Arena.

Así Julio César sufrió la cuarta derrota de su carrera, a cambio de 51 triunfos, 33 por nocaut y un empate, en su segundo revés en sus últimas tres peleas; Jacobs, que quiere un título mundial en los Supermedianos, mejoró su registro a 36-3, 30 nocauts.

El púgil mexicano acusa al estadunidense Daniel Jacobs de no pelear limpio al dar dos cabezazos y un codazo. Pide disculpas a la afición y exige revancha.

En entrevista con la plataforma DAZN, el “Junior” dijo que su objetivo era seguir en la pelea, pero no podía respirar bien, “estaba tragando mucha sangre, entonces ya no quise pelear”.

Se mostró molesto por el accionar de su oponente, quien cuando lo sintió cerca empezó a meter el codo y la cabeza, “él no estaba peleando”, además de asegurar que el réferi no hizo bien su trabajo.

“No podía respirar, si seguía peleando él iba a ensuciar más la pelea, le tuvieron que haber quitado un punto porque fue cabezazo y codazo, no fueron golpes, pienso que gané la mayoría de los rounds en la pelea, a él ni un punto le quitaron”.

 “Pido disculpas a la afición, quisiera una revancha, pero sinceramente iba a seguir y me iba a hacer ver mal, él no estaba peleando, solo abrazándome, fue muy cochino, me quebró la nariz con un cabezazo y me cortó igual”.